Al campanario.

Seis siglos subiendo y bajando diferentes personajes para dar la campanas del monasterio.

Ubicado en un lugar frío y agreste, es complicado imaginar la vida de los monjes con sus oraciones, trabajo y retiro.

Estas piedras son las únicas testigos de sus historias.

5 comentarios en “Al campanario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.