El último.

El pico Curavacas era la última montaña que me faltaba para subir de la montaña palentina. Su subida es bastante dura debido al desnivel y la pedrera que hace muy difícil el avance.

Una de las características que la hacen única en la zona es el color verdoso de la roca. Mientras las montañas que la rodean son grises de la roca caliza y granito, el Curavacas es de un marrón verdoso por los líquenes que cubren el conglomerado de materiales por la que está formada.

8 comentarios en “El último.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.