Al alcance de la bota.

De camino al Murcia.

Otro día otra ruta. Dependiendo del valle cambia el paisaje. Algunos agrestes donde solo hay roca y otros de amplios pastizales

Allí a la izquierda está la montaña del día. Sus “únicas” dificultades son sus interminables y verticales rampas en donde parece que la cima no llega nunca.

A su derecha rodeado de una gran nube blanca el collado de las Peñas Zahurdias, de donde guardo una buena cicatriz en mi pierna izquierda.

El mejor remedio las piernas.

Aquí en el reino del agua, cualquier poza o arroyo es bueno para aliviar los dolores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .