El agobio.

Esta mañana he subido a una pequeña montaña de las que rodea Bilbao. Tenía ganas de naturaleza. Cuando he llegado arriba he hecho una visión de 360° y me he dado cuenta que debido a las restricciones de movilidad por la pandemia, no podía ir a ninguno de los lugares que estaba viendo.

Entonces, y a pesar del paseo que me había dado, el rayo de sol que calentaba mi cara y las explendidas vistas, me he sentido agobiado. Casi como una oveja en un redil.

12 comentarios en “El agobio.

  1. Yo hago el contrario, pienso en lo que sí puedo hacer. Y que no estoy en el hospital. Y que puedo subir al monte. Entonces oteo el cielo, respiro hondo y me digo: Àngels, eres una privilegiada.
    Un abrazo desde Cedramán.

    Le gusta a 3 personas

  2. Todo es relativo. Tengo un amigo cercano que se está muriendo. Para él, ese rayo último de sol sería el paraíso. Yo me he autoconfinado y veo pasar los días tras los cristales de la ventana. No puedo ir a jugar a tenis por las restricciones de movilidad, pero no me quejo y he decidido hacer lo posible para no pasar a ser parte del problema. Vivo en un municipio mucho más pequeño que el de Bilbao. Y, bueno, sigue haciendo fotografías tan chulas que nos hablen de esperanza. Salud.

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .