La única pega.

Un sonido relajante.

El ruido del agua saliendo por los aliviaderos de la esclusa y el sonido de las ramas de los avellanos y los alisos son una melodía perfecta para relajarse.

Tengo la suerte de no ser un objetivo para los mosquitos. Incluso cuando pescaba a las 9 de la noche metido en el río al sereno no solían picarme.

Esclusas 22,23 y 24.

Pero aquí en la exclusa 22 del Canal de Castilla es otra historia. A las 20:00 de la tarde los mosquitos acribillan hasta los que nos creíamos a salvo.

3 comentarios en “La única pega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .