Finalmente ganaron.

Otro gato hubiera salido pitando al ver a un chaval. En el barrio gatos y niños fueron síntoma de trastada. Las señoras mayores les daban de comer los chavales…. no.

Él andaba tranquilo por el callejón,. sin ningún temor. Sabía que yo ya no era ese chaval que junto con sus amigos les mortificabamos.

Me alegró ver que todavía quedaban gatos, pero volví a mí estado melancólico cuando vi que lo que no había eran niños.

11 comentarios en “Finalmente ganaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .