El principiante.

La luz de la luna me orientó.
El objetivo.

He comenzado el año subiendo al monte que suelo subir habitualmente.  Estaba bastante nevado y sería una buena ocasión para sacar alguna foto prometedora.

Había mucha nieve, hielo, ventisca, niebla, casi no se podía andar y cuando estaba llegando a la cima se abrió un pequeño claro de donde salió un rayo de solo que iluminó la cumbre. Un montañero que bajaba y yo nos quedamos parados observando la escena absortos.

Entonces pensé que la foto del año la iba a hacer el primer día de este. Me quité el guante, saque el móvil y cuando tenía perfectamente encuadrada la escena, se me apagó el móvil. No tenía batería. ¿Se puede ser tan asno? En dos segundos el claro se cerró y volvió a teñirse todo de un gris azulado.

La naturaleza me había puesto el regalo delante de mí y yo lo había dejado pasar. Otra vez será.

5 comentarios en “El principiante.

  1. Imagino que esa foto no realizada quedará grabada a fuego en tu recuerdo, seguro que no vuelves a subir al monte sin batería. Esas fotos que ilustran el relato, estupendas!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .