Vínculo.

Tienes que tener mucha confianza en ti para esperar una ola de dos metros con tu hijo de 8 años a tu lado.

La foto la saqué desde un acantilado cercano. No es impresionante ni técnicamente buena pero me encantó la escena. Como padre e hijo estaban esperando ansiosamente que la ola los deslizase. Con tranquilidad, sin miedo.

Supongo la adrenalina generada por este momento crease un vínculo entre ellos bestial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .