P’al pueblo.

Pasear por las murallas.
Olor a leña quemada.
Y el silencio que acompaña.

Hay que ver las veces que puedo ir y no voy y ahora que no puedo las ganas que tengo de ir.

Es mi pueblo político, pero he ido tantas veces que casi es como propio. Tengo ganas de pasear por sus calles, ir al río y subir al monte. Casi nada.

Pero no se puede, por ley y sobre todo por respeto a los demás. Respeto, que palabra tan sencilla que si la cumplieramos a rajatabla todo sería tan sencillo.

16 comentarios en “P’al pueblo.

      1. Demasiado, es para volverse loco. Sin test y encerrados, para que quieren hospitales de campaña y hoteles. La gente dando cancha para que esto se alargue y criticando al vecino sin perro que tira 3 veces la basura… Mucha hipocresía, odio oculto esta aflorando, nos olvidamos que el enemigo es un simple virus. Ninguna bandera, no clase social, le toca al que le toca…

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .