Sin excusas para ir.


Hay días que piensas que estás mejor en la cama que mojándose y pasando frío ahí fuera.


Es cierto, pero eso cambia cuando ves los paisajes que da el invierno con toda su crudeza. El viento, el agua o el frío solo dan esa carga “épica” de hacer algo cuando más cuesta hacerlo.


A mí personalmente me gusta más cuando la cosa no está fácil y tengo que exprimir un poco más mí cuerpo y mí resistencia. Siempre con prudencia ya que una cosa es el esfuerzo y otra cosa ponerse en peligro.


Este día me costó mucho subir al ritmo que suelo hacer. En un principio me llevé un poco de chasco, pero cuando vi ese paisaje con esas amenazantes nubes y la montaña cubierta de niebla, pensé que había merecido la pena el humedo madrugón.

11 comentarios en “Sin excusas para ir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .