Y la lluvia volvió.

Desde aquí el puente parece un trampolín desde el que te puedes lanzar a la ría.

La antigua fábrica de correas desde hace años es un edificio de lujo.
Todo cambia. Bueno, todo no.
La lluvia está ahí.

Menos que hace años pero ahí está durante días y días.

6 comentarios en “Y la lluvia volvió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .