Las líneas del campo.

Así como en la ciudad las líneas son más cortantes, fijas, casi sin movimiento, en el campo todo cambia.
Y todo lo cambia el viento.
Las hojas, ramas, juncos y demás se mueven a su son y lo hacen más vivo.

La brisa zarandea los maizales y los chopos y crea una sensación de paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .