Forrado de vida.

En los valles más escondidos de Euskadi, donde las antiguas casas se vacían y los viejos puentes ya no son imprescindibles, la naturaleza va poco a poco forrandolos de verde. Como si quisiera tapar lo que el hombre le ha impuesto.

La hiedra todo lo cubre y acaba engullendolo. Es una colorida venganza.

18 pensamientos en “Forrado de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.