Como un Caballero.

Cuando vas por un lugar tan histórico como este te imaginas el ruido de los cascos de los caballos por el suelo empedrado.

Vas en busca de aventuras y hacer justicia contra el villano que atemoriza al pueblo y ser el Robin Hood de Aragón.

Luego ya compras el queso típico de la tierra, subes a tu viejo y glorioso coche y pones rumbo a la monotonía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.