Y al final llovió.

Salí una mañana a correr por el monte. Hacía frío y tenía pinta de llover, pero muchos días voy a trabajar así y no me quejo, así que playeras y para arriba.

Un cervatillo y yo nos dimos el susto mañanero y un rato más tarde un precioso perro me quiso “animar” la carrera.
Finalmente llegue a este arroyo donde me propuse descansar y relajarme.
Fue quitarme las playeras meter los pies en el agua y ponerse a llover.

¡¡Que placer!!

9 pensamientos en “Y al final llovió.

Responder a Sue Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.