5 min.

Menudo invento el café. Gasolina mañanera y revitalizante de sobremesa. A las tardes mi cabeza no termina en el teclado del ordenador gracias a sus superpoderes.
Sus cinco minutos de rigor son como el madero al que se agarra el náufrago.
Solo hay una cosa peor y más traicionera que no tomarlo y es tomarlo y que sea malo. Es como si te dicen que sí y luego es que no.

2 pensamientos en “5 min.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.