Con su permiso.

  • Siento incomodarle pero su figura, más la rosa de arriba, me viene ni que pintada para mi entrada de mañana.
    Solo serán dos segundos y volverá a su placentera siesta en esta calurosa tarde de verano…

Lo he dicho más veces, me gustan los gatos callejeros. Su vida, sus andanzas, cortejos, peleas y las ancianas que los alimentan furtivamente.
Me recuerdan a mi barrio, a mi calle , a mis amigos de travesuras. Éramos de diferentes especies pero de similares hábitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.