Gente variopinta.

Pues sí, dando un paseo me encontré a este Hércules del siglo XXI. Sin más y además sin pedir limosna, se enchufó un altavoz al móvil y comenzó a hacer piruetas sacando músculos de donde yo ni sabía que existían.

Sin gustarme el culto extremo al cuerpo, me parece bien que muestre lo que tantas horas y hormonas le cuesta. Igual así encuentra a su Xena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s