Territorios.

Ahí estaba mirándome fijamente. Yo quería algo y el no me facilitaría las cosas. El creía que era su territorio, pero no. O eso creía yo.

Vive aquí ahora, pero los casi cinco lustros que pateé estas calles,en las que crecí y me hice parte de lo que soy
me dan unos galones más.

En sus ojos veo mi viejo barrio. Un barrio obrero con muchos niños jugando, peleando y volviendo a jugar. La lluvia y el sonido de la sirena de la fábrica.
Y muchos gatos.

Cuando aparto la vista no veo nada.No oigo nada. Los pocos niños que hay ya no salen a la calle con sus amigos. Los gatos han desaparecido. Solo estamos el y yo. Somos el recuerdo de otra época.

Sí, merece estar ahí hasta que quiera.

5 pensamientos en “Territorios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.