Un día magnífico.

Después de los días de lluvia y frío el tiempo comienza a mejorar. Esto me anima a ir a algunos lugares a los que hacía tiempo que no iba.

Las cimas aquí no son demasiado altas pero se suceden continuamente. Subir y bajar entre bosques y pedreras hacen que corazón y piernas trabajen sin parar.

Allí está mi destino. Por lo menos en la próxima hora, es El Pasteregorta. Un pequeño monte del macizo del Pagasarri que en su último tramo tiene una pendiente del 45% de desnivel.

Cuesta subirlo pero no es menos complejo bajarlo por su fuerte pendiente.

6 pensamientos en “Un día magnífico.

  1. Ze polita!! Zu artista bat zara!! (No sé si lo he dicho bien, pero he empezado hace relativamente poco a aprender euskara, jajaj :D)
    Muy buen trabajo, de veras. ¡Hasta me dan unas ganas enormes de utilizarlas para las portadas de mis novelas!
    Agur lagu, ‘ta muxu bat!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.