Subiendo La Ronda.

Es pequeño pero se le ve decidido. No sabe donde va pero tampoco le importa.
Tiene curiosidad, eso le motiva y le da valor para enfrentarse a lo que aparezca.
Poco a poco con los años esa curiosidad se convertirá en conocimiento y el valor en miedo por las experiencias negativas.
Es parte de la madurez. Esta palabra maldita nos hace pasar de la dulce locura juvenil al mundo de las cosas normales y de la rutina.
Algunos todavía tenemos un pie allí para la desgracia de los que están a nuestro lado.

5 pensamientos en “Subiendo La Ronda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s