El extintor.

Pero que diseños más bonitos y elegantes tenían las cosas hace 100 años. Hemos ganado en unas cosas y perdido en otras.

El progreso ha traído cosas maravillosas como la tecnología pero se ha llevado por delante la belleza en las cosas cotidianas.

Las farmacias guardaban sus productos en tarros de cristal. Ahora bajan por un trampolín cuando son pedidas.

Las vestimentas de aquella época, incluso en la gente más humilde, nada tiene que ver con los tejidos reciclados de hoy en día.

Pero lo más significativo quizás es el respeto y la educación que había y el que hay ahora.

Un pensamiento en “El extintor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.