Llegando.

Cuando llegas al pueblo todo está en silencio. Las chimeneas humean y hay un olor maravilloso a leña quemada.
Los paisanos salen para ver “de quien” es el que ha llegado. Te besan, te invitan a sus casas y te preguntan por los que no han venido.
Verdaderamente es extraño como tanto cariño y hospitalidad nos perdemos por vivir en jaulas de hormigón.

4 pensamientos en “Llegando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.