Mi muñeco.

Aquí está mi aguerrido Geyperman. Es lo único que conservo de mi niñez junto con el reloj de la comunión.

Me compañó de la casa de mis padres a la mía. Esta foto es de hace años. El sigue en mi casa. La botella no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s