La casa vieja.

En su día fue la vivienda de una fábrica. Con niños correteando, señoras cantando mientras cocinaban y hombres jugando la partida a pensión completa.
Hoy solo hay yonkis, vagabundos y algún gato callejero.
De aquellos días solo quedan los muros, algunas persianas y medio cromo de Santillana.

16 pensamientos en “La casa vieja.

    • Hola Ladegis. Lo siento pero no vi este mensaje. Estaba fuera y no me funcionó La conexión a internet y lo he visto cuando he llegado a mi casa.
      Te agradezco la nominación es un honor.
      No sé cómo funciona esto pero lo intentaré.
      Muchas gracias 💐💐

      Le gusta a 1 persona

  1. Maruspleen me ha traído hasta tu blog y me ha gustado lo que he encontrado por aquí.
    Será un placer seguir tu recorrrido.
    Te invito a que te relajes tomando un té con hierbabuena en El zoco del escriba y hablemos de lo que prefieras.
    Un abrazo.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.