El Tormes.

Cada vez que estoy en la orilla de este río me acuerdo de cuando de pequeño leí el Lazarillo de Tormes. Después llegó Rinconcete y Cortadillo.
La picaresca, el buscarse la vida, la decadencia. Es como si Cervantes o el anónimo maestro del Lazarillo estuvieran en la otra orilla pensando en alguna trama para sus pequeños rufianes.

4 pensamientos en “El Tormes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s