El m2

Enfrascado en una “expedición” con mi hijo pequeño fuera de nuestros lindes, me encontré con la situación que os muestro. Me acordé de Tokio, Honk Kong o la margen izquierda de la Ría de Bilbao. Parece que necesitamos juntarnos, apelotonarnos hasta el agobio extremo.        
Pensaba que era cosa de los humanos, pero veo que algunos bichos son iguales que nosotros.

7 pensamientos en “El m2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s